son varios sistemas y tambien cerca de la materia

Sistema Locomotor

SISTEMA LOCOMOTOR

 Músculos. Huesos. Articulaciones. Adaptaciones
regulatorias. Adaptaciones funcionales. Tipos de contracción muscular. Tipos de
trabajo muscular. Enfermedades y lesiones.
El sistema locomotor está constituido fundamentalmente por tejidos tendinoso,
cartilaginoso, óseo y muscular, que forman estructuras más complejas denominadas
músculos, huesos y articulaciones. Como cabe esperar en el también se hallan presentes
otros tejidos como el sanguíneo, nervioso, adiposo…
Entre las funciones de este sistema podemos destacar:
• Sostén de nuestro cuerpo.
• Protección de estructuras. Cráneo y columna.
• Respiración. Las costillas conforman una cámara donde se encuentran los
pulmones que actúa como un fuelle para facilitar la entrada y salida de aire.
• Albergue y protección de diferentes tejidos y órganos.
• Locomoción.
LOS MÚSCULOS
Los músculos permiten que nos desplacemos y hagamos múltiples acciones, que nuestro
corazón lata, que el tórax se expanda y se contraiga cuando respiramos, y que los vasos
sanguíneos puedan regular la presión y el flujo de la sangre a través de nuestro cuerpo.
Los movimientos que realizan nuestros músculos son coordinados y controlados por el
sistema nervioso. Los músculos involuntarios son controlados por sistemas que se
encuentran en el cerebro y en la parte superior de la espina dorsal. Los músculos
voluntarios o esqueléticos son regulados por las partes del cerebro conocidas como la
corteza motora y el cerebelo.
Cuando uno decide moverse, la corteza motora envía una señal eléctrica a través de la
espina dorsal y los nervios periféricos hasta los músculos, y hace que se contraigan. La
corteza motora, ubicada en la parte derecha del cerebro, controla los músculos de la
parte izquierda del cuerpo, y viceversa.
El cerebelo coordina los movimientos de los músculos ordenados por la corteza motora.
En los músculos y las articulaciones hay una serie de sensores que envían mensajes de
regreso a través de los nervios periféricos para indicarles al cerebelo y a otras partes del
cerebro dónde y cómo se está moviendo el brazo o la pierna y en qué posición se
encuentra. Esta información da como resultado un movimiento coordinado e
ininterrumpido.
Los músculos mueven las partes del cuerpo contrayéndose y relajándose. Los músculos
pueden tirar de los huesos, pero no pueden empujarlos nuevamente a su posición.
original. Por lo tanto, trabajan en pares de flexores y extensores. El flexor se contrae
para doblar una extremidad en la articulación. Después, una vez completado el
movimiento, el flexor se relaja y el extensor se contrae para extender o estirar el
miembro en la misma articulación.
Un músculo de manera general se
compone de un vientre muscular
(en donde se encuentran las fibras
musculares contráctiles) y uno o
más tendones.
El vientre muscular está rodeado
de un tejido fibroso que se llama
fascia.
Cada músculo está compuesto por miles de fibras musculares que se van agrupando y
rodeando de una serie de capas de tejido conectivo que se prolongarán hasta formar
tendones. Las fibras se agrupan formando haces y éstos a su vez forman músculos. Los
músculos en sus extremos se unen mediante los tendones a los huesos o ligamentos.
Suponen aproximadamente 3/7 del peso total de nuestro organismo.

Suponen aproximadamente 3/7 del peso total de nuestro organismo.
Los músculos poseen receptores sensitivos que informan sobre dolor y receptores
propioceptivos que informan al sistema nervioso sobre el grado de tensión que desarrolla
el músculo, la contracción y el arco de movimiento realizado, lo que da la información de
posición en el espacio. Además, los músculos presentan inervación motora que es la
relación entre un nervio
motor y el músculo. Un
músculo recibe varias fibras
nerviosas motoras; la unidad
entre una fibra nerviosa
motora y el número de fibras
musculares que ella inerva
se conoce como unidad
motora. Esta relación puede
ir desde una fibra nerviosa
que inerva a diez fibras
musculares, por ejemplo, los músculos que mueven el globo ocular, o una fibra nerviosa
que inerva a doscientas fibras musculares, como en los músculos de las extremidades.
En el primer caso, en que la relación de unidad motora es bastante baja, el músculo
realiza movimientos bastante finos y delicados. En el segundo caso, en que la relación de
la unidad motora es bastante alta, los músculos desarrollan movimientos un poco burdos,

pero de gran potencia. La unidad motora responde a la ley del todo o nada, un estímulo
desencadena o no la contracción de las fibras musculares, dependiendo de su magnitud.
Un músculo tiene un número elevado de unidades motoras. Éstas se contraen en forma
alternada, determinando en el músculo un estado constante de semicontracción que se
conoce con el nombre de tono muscular.
Un músculo mueve todas las articulaciones sobre las cuales pasa. Así, existen músculos
cortos, monoarticulares que mueven sólo una articulación, y músculos largos,
poliarticulares que movilizan varias articulaciones.
Los músculos se pueden clasificar atendiendo a diferentes criterios:
Distribución espacial:
 Músculo largo: predomina la longitud por encima de las otras dimensiones. Se
encuentran principalmente en las extremidades.
 M. plano: predominan dos dimensiones. Se encuentran principalmente en el
tronco, cuello y abdomen.
 M. cortos: son cúbicos, ninguna dimensión predomina. Se encuentran alrededor
de la columna vertebral.
Forma:
 M. Deltoides.
 M. Romboideo.
 M. Cuadrado.
 M. Trapecio
 M. Redondo…
Tipo de inserción:
 Tendinosa: se inserta por medio de un tendón, que se parece a una cuerda.
 Carnosa: tiene una amplia zona de inserción, suele ser típica de músculos planos.
 Aponeurótica: el tendón es parecido a una lámina fibrosa.
Número de vientres:
 Monogástrico.
 Digástrico.
 Poligástrico. Entre cada vientre hay un tendón intermedio. Recto del abdomen.

Número de tendones de origen:
 Monoceps.
 Bíceps.
 Tríceps.
 Cuadríceps.
Función en la contracción:
 Agonista. Realiza la acción.
 Antagonista. Realiza la acción contraria. Ejemplo: El tríceps es antagonista del bíceps
cuando flexionamos el antebrazo. El bíceps es antagonista del tríceps cuando
extendemos el antebrazo.
 Sinergistas. Facilitan y cooperan para hacer eficiente la acción de los músculos
agonistas.
 Fijadores. Bloquean los huesos donde se insertan los agonistas.
Según el movimiento que producen:
 Flexores.
 Extensores.
 Aductores.
 Abductores.
 Rotadores.
 Pronadores.
 Supinadores.
 Inclinadores laterales.
 Rotadores externos.
 Rotadores internos.
Según la situación:
 Intercostales.
 Frontales.
 Temporales.
 Laterales.
 Dorsales.
 Prximales.
 Distales.
 Poterior… Fundamentos biológicos y bases del acondicionamiento físico Sistema locomotor
Viñals 5 Fundamentos biológicos y bases del acondicionamiento físico Sistema locomotor
Viñals 6
TENDONES
Son los encargados de unir los músculos a los huesos. Tienen gran fuerza tensil y pueden
resistir tracciones enormes.
Se llama entesis al punto de unión entre tendón y hueso. Cuando un tendón se desliza
sobre una eminencia ósea, va protegido por una vaina sinovial que lo rodea.
HUESOS
Los huesos tienen tres funciones principales
sobradamente conocidas: actúan como sostén de
nuestro cuerpo y permiten que este se mantenga
erecto, protegen las vísceras ante cualquier presión o
golpe del exterior, como, por ejemplo, las costillas al
albergar los pulmones, tan delicados y que precisan
de un espacio para ensancharse; y además, permiten
el movimiento de las extremidades, funcionando
como puntos de anclaje de los músculos, que si no los tuvieran no podrían contraerse.
El esqueleto humano cuenta con 206 huesos. Nuestros
huesos comienzan a desarrollarse antes de nuestro
nacimiento. En las etapas iniciales, el esqueleto está formado
por cartílago flexible, pero en pocas semanas comienza el
proceso de osificación. Durante la osificación, el cartílago
es reemplazado por depósitos duros de fosfato de calcio y
colágeno, los dos componentes principales de los huesos.
Este proceso se completa en aproximadamente 20 años.
Los huesos de los niños y los adolescentes son más
pequeños que los de los adultos y cuentan con “zonas de
crecimiento” denominadas placas de crecimiento. Estas
placas están conformadas por columnas de células de
cartílago que se multiplican, aumentan su longitud y, más
tarde, se convierten en hueso mineralizado duro. Estas
placas de crecimiento son fáciles de detectar en una
radiografía. Dado que las niñas maduran antes que los niños,
sus placas de crecimiento se transforman en hueso duro a
una edad más temprana.
La construcción de tejido óseo es continúa a lo largo de la vida, ya que nuestro cuerpo
renueva y da forma constantemente al tejido vivo de los huesos. El crecimiento y
adaptación de los huesos esta a cargo de los osteoblastos, que forman nuevo tejido y
reparan los daños y los osteoclastos, que eliminan tejido óseo. De la combinación de Fundamentos biológicos y bases del acondicionamiento físico Sistema locomotor
Viñals 7
los dos tipos de células anteriores se mantienen los huesos en condiciones óptimas, se
sueldan fracturas o fisuras y se adaptan a nuevas necesidades. Los osteoclastos son
sumamente activos en los niños y adolescentes pues con el crecimiento se modifica la
estructura de los huesos.
Los huesos están formados por calcio, fósforo, sodio y otros minerales, así como por la
proteína colágeno. El calcio es necesario para que los huesos sean duros, lo que les
permite soportar nuestro peso.
Los huesos también sirven para almacenar calcio, liberándolo en el torrente sanguíneo
cuando se necesita para otras partes del cuerpo. Las cantidades de ciertas vitaminas y
minerales que comemos, en especial la vitamina D y el calcio, afectan en forma directa la
cantidad de calcio almacenado en los huesos.
La médula blanda que se encuentra en el
interior de los huesos es tejido adiposo,
mientras que la médula roja es el lugar en
donde se fabrican la mayoría de las células
sanguíneas a partir de las denominadas
células madre.
Los huesos están formados por dos tipos de
material: hueso compacto y hueso esponjoso.
El hueso compacto es la parte sólida, dura y
externa del hueso. Tiene el aspecto del marfil
y es sumamente resistente. En su interior, hay
orificios y canales, que llevan los vasos y
nervios desde el periosteo, la membrana que cubre el hueso, hasta las partes internas.
El hueso esponjoso, que parece una esponja, se encuentra dentro del hueso compacto.
Está conformado por una red, similar a una malla, de pequeños trozos de hueso
denominados trabéculas. Los espacios de esta red están llenos de médula roja, que se
encuentra principalmente en los extremos de los huesos, la médula amarilla, que se
encuentra en la diáfisis es principalmente grasa.
Configuración estructural de los huesos largos:
Epífisis: Son los extremos engrosados de un hueso largo. Están formadas casi
exclusivamente por tejido esponjoso, excepto en la periferia, donde existe una delgada
capa de hueso compacto. Quedan aisladas de la diáfisis por el cartílago de conjunción o
fisis. En los huesos largos el cartílago de conjunción prolifera en sentido diafisario, no
hacia la epífisis. Fundamentos biológicos y bases del acondicionamiento físico Sistema locomotor
Viñals 8
Diáfisis: Parte media o cuerpo del hueso largo. La diáfisis está esencialmente constituida
en la periferia del hueso por tejido compacto. En el centro se encuentra una cavidad
longitudinal que se extiende hasta las epífisis, el conducto medular, con su contenido, la
médula ósea.
Fisis: cartílago de crecimiento.
Configuración estructural de los huesos planos:
Se componen de dos láminas de tejido compacto que encierran una capa más o menos
gruesa de tejido esponjoso. A nivel de los bordes del hueso las láminas de tejido
compacto se fusionan entre sí.
LIGAMENTOS
Unen huesos a huesos; su estructura es similar a la de los
tendones. Son la mayoría de las veces los limitantes de los
movimientos.
CARTILAGOS
Cumplen funciones variadas: forman parte de las articulaciones
protegiéndolas en las partes donde friccionan. Funcionan como
amortiguadores (meniscos); son precursores de los huesos; son
responsables del crecimiento de los huesos; forman parte de la
estructura de orejas, tráquea, bronquios…
ARTICULACIONES
Las articulaciones permiten que nuestro cuerpo se mueva de muchas maneras. Algunas
articulaciones se abren y se cierran como una bisagra (es el caso de las rodillas y los
brazos), mientras que otras nos permiten realizar movimientos más complejos: el
hombro o la articulación de la cadera, por ejemplo, nos permiten realizar movimientos
hacia adelante, hacia atrás, laterales y giratorios.
Las articulaciones se clasifican de acuerdo con su gama de movimientos.
Articulaciones inmóviles o fibrosas; SINARTROSIS: Dos o
más superficies articulares soldadas entre sí por medio de un
cartílago o tejido fibroso. No tienen movimiento. La bóveda del
cráneo, por ejemplo, está formada por placas de hueso que deben
permanecer inmóviles para proteger el cerebro. Entre los bordes
de estas placas, hay uniones o articulaciones de tejido fibroso
denominadas suturas craneales. Las articulaciones fibrosas también mantienen los
dientes fijos en la mandíbula. Fundamentos biológicos y bases del acondicionamiento físico Sistema locomotor
Viñals 9
Articulaciones semi-móviles o cartilaginosas; AMFIARTROSIS: Dos superficies
articulares planas o cóncavas recubiertas de cartílago articular y en
medio de los dos un fibrocartílago que se inserta en ambas
superficies. Todo ello rodeado de unos ligamentos periféricos. La
articulación es semimóvil y presentan poco movimiento. Se
encuentra entre los cuerpos vertebrales. Cada una de las vértebras
de la columna se mueve en relación con la de arriba y la de abajo;
juntos, estos movimientos le otorgan flexibilidad a la columna.
Articulaciones móviles o sinoviales DIARTROSIS (Articulación sinovial): Las
principales articulaciones del cuerpo (ubicadas en la cadera, los hombros, los codos, las
rodillas, las muñecas y los tobillos) son totalmente móviles. Contienen
de un líquido sinovial, que actúa como lubricante para ayudar a que las
articulaciones se muevan con facilidad.
En estas articulaciones de libre movimiento y sinoviales, los bordes de
los huesos que se articulan están recubiertos de cartílago hialino (o
articular).
Este tipo de articulaciones puede o no tener meniscos. Cartílagos que
ayudan a encajar los huesos, amortiguar las presiones y facilitar el
movimiento de la articulación.
Tipos:
• Artrodia o plana: Los huesos de la articulación tienen superficies planas y sólo
realizan pequeños movimientos de deslizamiento.
• Enartrosis o esférica: Un hueso tiene forma esférica y la otra cavidad se adapta.
Tiene 3 ejes de movimiento. El movimiento resultado de la suma de todos los
derivados de los 3 ejes se llama circunducción. (dar vueltas formando un cono) Ej.
articulación del húmero con la escápula.
• Cóndilo: Una superficie articular es convexa en 2 direcciones y la otra cóncava en
las 2 direcciones. Tiene 2 ejes de movimiento: eje transversal (flexión y extensión) y
eje sagital (abducción -separar del cuerpo- y aducción -acercar al cuerpo-). Se
corresponde a la articulación carpo- metacarpiana.
• Tróclea: Una superficie articular tiene forma cilíndrica y la otra cóncava que se
adapta completamente. Movimiento en una dirección, eje transversal, movimientos
de flexión y extensión.
• Selar (en silla de montar): tiene los mismos ejes de movimiento que el cóndilo. Es
cóncava en un sentido y convexa en el otro, la otra superficie articular al revés.
Ejemplo típico es la articulación trapeciometarcarpiana del pulgar. Fundamentos biológicos y bases del acondicionamiento físico Sistema locomotor
Viñals 10
• Trochus: Una superficie cilíndrica y la otra cóncava. Eje longitudinal (rotación
interna y externa) Correspondería a la articulación radio cubital proximal. Codo.
Elementos de las articulaciones y características:
Cartílagos:
Su grosor es proporcional a la presión que sufre, tienen un coeficiente de rozamiento
muy pequeño y la elasticidad que poseen les ayuda a absorbe los golpes y así proteger la
articulación. No tienen inervación nerviosa ni riego sanguíneo por lo que no se regenera y
solo podemos ayudar a conservarlo.
Meniscos:
Son estructuras intraarticulares fibrocartilaginosas, que ayuda a la concordancia articular
cuando las dos partes de una articulación no son perfectamente complementarias.
Actúan como amortiguador y absorben los golpes y las presiones.
Se encuentran en la rodilla de casi todos los mamíferos y dependiendo de la posición de
apoyo a lo largo de la etapa de crecimiento, el menisco se adaptará a dicho apoyo.
Membrana Sinovial. Es una membrana delgada, transparente, adherida al contorno del
cartílago articular y que recubre toda la cavidad (excepto las superficies de roce).
ADAPTACIONES REGULATORIAS
Se producen fundamentalmente a nivel muscular; el ejercicio produce una vasodilatación en
los músculos implicados, para mejorar el aporte de oxígeno a las fibras musculares que
están trabajando. Las demás estructuras no sufren excesivas variaciones.
ADAPTACIONES FUNCIONALES
El ejercicio continuado produce:
• Un aumento: del volumen de las fibras musculares, de la red vascular y de las reservas
energéticas.
• La amplitud articular aumenta o no disminuye.
• Las estructuras óseas se adaptan a las necesidad del ejercicio continuado,
especialmente si éste se produce en períodos de crecimiento. Importante es señalar que
los huesos aunque de forma muy lenta y casi imperceptible varían su forma y
estructura, pues están constituidos además de por sales minerales y vasos sanguíneos,
por células vivas que depositan sales (osteoblastos) y células que las eliminan
(osteoclastos). La acción combinada de estos dos tipos de células hace posible el
soldado de fracturas, y es la responsable del encogimiento de las personas de avanzada
edad. Fundamentos biológicos y bases del acondicionamiento físico Sistema locomotor
Viñals 11
• La estructura ósea general mejora enormemente si durante el crecimiento se realizan
ejercicios de carácter general; por esta razón resulta perjudicial la no realización de
ejercicio así como la especialización deportiva a edades tempranas.
TIPOS DE CONTRACCIÓN MUSCULAR
Isotónica: En ella hay variación de la longitud muscular y se conserva la tensión
durante la contracción (ISO = igual, TÓNICA = tono muscular).
Produce trabajo mecánico o externo. La extensión o flexión de los miembros, la marcha,
la carrera, los saltos, se realizan mediante este tipo de contracciones.
Puede ser de dos tipos:
• Contracción isotónica concéntrica: Existe aproximación de los extremos de los
músculos. La fuerza del músculo que se contrae, es superior a la fuerza que se
opone a dicha contracción.
• Contracción isotónica excéntrica: Existe alejamiento de los extremos de los
músculos. La fuerza que se opone a la contracción del músculo es superior a la
fuerza de éste.
Isométrica: En ellas se mantiene constante la longitud del músculo (ISO = igual,
MÉTRICA = medida) a pesar de que aumenta la tensión.
No produce movimiento, ni trabajo mecánico y toda la energía desarrollada se
transforma en calor. Se utilizan para contrarrestar fuerzas contrarias, como la de
sostener un peso, mantener el equilibrio…
Auxotónica: es una combinación de las otras dos contracciones.
TIPOS DE TRABAJO MUSCULAR
Impulsor: el músculo se acorta para vencer la resistencia de su propio peso o un peso
exterior.
Frenador: amortigua las caídas, los saltos…
Estático: es un trabajo isométrico, es decir, no hay movimiento.
Combinaciones de los anteriores.
ENFERMEDADES Y LESIONES
Calambres.
Son espasmos involuntarios y bruscos del músculo debido al acúmulo de ácido láctico.
Suelen ocurrir en el marco de un ejercicio intenso realizado por un músculo poco
preparado para realizar esfuerzos (falta de entrenamiento). Fundamentos biológicos y bases del acondicionamiento físico Sistema locomotor
Viñals 12
Se tratan con masaje local y estiramiento progresivo, y se previenen realizando ejercicio
de forma progresiva y continua.
Contractura.
Es una contracción involuntaria dolorosa y permanente del músculo que aparece tras una
contusión o una sobrecarga prolongada o de alta intensidad. Es una lesión pasajera y no
va unida a lesión anatómica.
Distensión.
Se produce al superar el límite de elasticidad del músculo, no existiendo daño anatómico.
El paciente nota un dolor no intenso en el momento del esfuerzo y sensación de
estiramiento muscular.
Distrofia muscular.
La distrofia muscular es un grupo de enfermedades hereditarias que afectan a los
músculos, haciendo que se debiliten y deterioren con el tiempo. La forma más común en
la niñez se denomina distrofia muscular de Duchenne y afecta con mayor frecuencia a los
varones.
Rotura de fibras musculares.
A consecuencia de a una contracción muscular voluntaria y violenta. Las roturas se
clasifican en tres grados:
1º Rotura fibrilar. Es la más frecuente y corresponde a una rotura microscópica en
la que sólo unas fibrillas musculares son lesionadas. A veces pueden acompañarse
de una lesión vascular, apareciendo un pequeño hematoma. Al ser de tamaño
reducido, no suelen ser visibles con la ecografía. El paciente refiere un dolor
violento, descrito a veces “como una pedrada”, que se acompaña de impotencia
funcional. Con el reposo disminuye el dolor pero éste se reproduce con la presión
o el movimiento.
2ª Rotura parcial. Representa el 20 por ciento de las rotura fibrilares. Su
etiopatogenia es similar a la rotura fibrilar, con la única diferencia que el número
de fibras musculares afectadas es mayor, pero sin llegar nunca a afectar por
completo el cuerpo muscular. Con la ecografía se pueden visualizar la lesión
muscular y el hematoma acompañante. A la palpación se puede apreciar una
depresión en la zona afectada (signo del hachazo). El tratamiento incluye reposo
relativo durante 4 a 10 días, apoyando lo menos posible el miembro afecto,
utilizando vendaje compresivo del músculo, hielo y analgésicos/AINE. La vuelta a
la actividad física habitual será progresiva según la sensibilidad dolorosa del
paciente, advirtiendo (sobre todo en deportistas con mucho interés en volver a Fundamentos biológicos y bases del acondicionamiento físico Sistema locomotor
Viñals 13
practicar deporte) de la importancia de realizar estiramientos y calentamiento
previo para evitar nuevas roturas en la zona.
3º Rotura total. Se rompen totalmente las fibras, separándose ambos extremos
musculares con una retracción de los vientres musculares, que se retraen y
contraen. Representan el 5 por ciento de las roturas fibrilares y cursan con intenso
dolor e impotencia funcional completa. El tratamiento es siempre quirúrgico.
Tendinitis y tenosinovitis.
La tendinitis es una lesión común cuando se practican deportes y suele presentarse
después de sobreexigir un músculo. El tendón y la vaina del tendón se inflaman, lo cual
puede ser doloroso.
En las formas agudas la aparición del dolor es brusca con crepitación articular e
inflamación difusa. La tenosinivitis más frecuente es la tenosinovitis estenosante de De
Quervain, que afecta el abductor largo y al extensor corto del pulgar por sobreutilización
en trabajadores manuales.
Estas lesiones inflamatorias evolucionan en cuatro estadios según la aparición del dolor:
1º) El dolor aparece sólo después de la actividad física. No limita la actividad.
2º) El dolor aparece al iniciar la actividad, por lo que aparece limitación de dicha
actividad.
3º) El dolor aparece en reposo impidiendo la actividad.
4º) Impotencia anatómica por rotura tendinosa degenerativa.
Las lesiones inflamatorias de los tendones se tratan siguiendo pautas conservadoras,
principalmente con reposo. El tratamiento quirúrgico sólo se aplica en casos de roturas
tendinosas o en patología inflamatoria que no mejora con tratamiento conservador.
Entesitis.
Es la llamada tendinitis de inserción, ya que es la lesión del tendón a nivel del su
inserción ósea. Las localizaciones mas frecuentes aparecen a nivel del codo (epicondilitis
y epitrocleitis), en la pata de ganso, tendón rotuliano y cuadricipital, y en el tendón de
aquiles.
Artritis.
La artritis es la inflamación de una articulación. Las personas que la padecen presentan
hinchazón, calor, dolor y, a menudo, tienen problemas para moverse. Puede presentarse
en niños y adolescentes. Entre los problemas de salud que involucran artritis en niños y
adolescentes se encuentran la artritis reumatoidea juvenil, el lupus, la enfermedad de
Lyme y la artritis séptica: una infección bacteriana de una articulación. Fundamentos biológicos y bases del acondicionamiento físico Sistema locomotor
Viñals 14
Distensiones y esguinces.
Las distensiones ocurren cuando se esfuerza excesivamente un músculo. Los esguinces
se producen por un esfuerzo excesivo o un desgarro parcial de los ligamentos o
tendones. Las distensiones suelen ocurrir cuando una persona participa de una actividad
enérgica y los músculos no se calentaron adecuadamente, o cuando el músculo no está
habituado a la actividad (como en el caso de un nuevo deporte o de un deporte que se
vuelve a practicar después de un extenso período de inactividad). Los esguinces, por el
contrario, suelen ser el resultado de una lesión, como la torcedura del tobillo o la rodilla.
Tanto las distensiones como los esguinces son comunes en adolescentes porque son
activos y aún están creciendo.
Fracturas.
Una fractura consiste en la rotura de un hueso; puede quebrarse, partirse o astillarse.
Después de una fractura, nuevas células óseas llenan la separación y reparan la rotura.
El tratamiento habitual consiste en colocar un yeso resistente que mantiene el hueso en
la posición correcta hasta que se suelde. Si la fractura es complicada, se pueden colocar
clavos o placas metálicas para proporcionar una mejor estabilidad en la fractura mientras
el hueso sana.
Enfermedad de Osgood-Schlatter.
La enfermedad de Osgood-Schlatter es una inflamación (dolor e hinchazón) del hueso,
cartílago y/o tendón ubicado en la parte superior de la tibia, en donde se sujeta el tendón
de la rótula. Esta enfermedad suele atacar a adolescentes activos hacia el comienzo de
del período de aproximadamente dos años en el que crecen con más rapidez.
Osteomielitis.
La osteomielitis es una infección del hueso provocada con frecuencia por la bacteria
Staphylococcus aureus, aunque también puede ser causada por otros tipos de bacteria.
En niños y adolescentes, la osteomielitis suele afectar los huesos largos de los brazos y
las piernas. La osteomielitis suele desarrollarse después de una lesión o un traumatismo.
Osteoporosis.
En la osteoporosis, el tejido óseo se vuelve frágil, delgado y esponjoso. Los huesos se
quiebran con facilidad y, a veces, la columna comienza a desintegrarse y desmoronarse.
Si bien esta dolencia afecta a personas mayores, los adolescentes con trastornos de la
alimentación pueden padecerla. Es importante realizar ejercicio en forma regular y tomar
mucho calcio durante la niñez y la adolescencia para evitar o retrasar la aparición de la
osteoporosis en etapas posteriores de la vida. Fundamentos biológicos y bases del acondicionamiento físico Sistema locomotor
Viñals 15
Lesiones por estrés repetitivo.
Las lesiones por estrés repetitivo son un grupo de lesiones que ocurren cuando una parte
del cuerpo es sometida a mucho esfuerzo, lo que provoca una inflamación (dolor e
hinchazón), distensión muscular o daños en los tejidos. Por lo general, este estrés es
provocado por la repetición de los mismos movimientos una y otra vez.
Escoliosis y lordosis .
La columna de todas las personas se curva levemente; esta leve curvatura es necesaria
para que una persona pueda moverse y caminar adecuadamente. Sin embargo, entre
tres y cinco de cada 1000 personas sufren de escoliosis, una afección que hace que la
columna se curve exageradamente. Esta afección puede ser hereditaria.

Imágenes:

 

 

 

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: